viernes, 14 de septiembre de 2007

La fortaleza de los niños y las niñas

Una de las ideas más atractivas de Francesco Tonucci es la fortaleza que tienen los niños y las niñas. Tonucci confía en la fuerza que poseen, en sus palabras nos dice:
Los niños no debe ser protegidos, sino que deben ser “armados”, es decir dotados de los instrumentos, de habilidades, de autonomía…. La seguridad de nuestros niños debe estar en función de la serenidad y de la confianza que los adultos sepan reconocer a sus hijos, y no en función del temor y la defensa.
Siempre me llama la atención la fortaleza que reflejan los niños y especialmente las niñas que viven en zonas rurales e indígenas. Llevan en sus brillantes ojos una sabiduría ancestral de resistencia y empuje.