sábado, 15 de septiembre de 2007

FIESTAS PATRIAS EN UNA ESCUELA PRIMARIA

“La vida está llena de pequeñas alegrías;
el arte consiste en saber distinguirlas.”

Autor Desconocido

Septiembre es conocido en México como el mes patrio; en este noveno mes del año los mexicanos conmemoramos importantes fechas de nuestro proceso histórico: La Independencia, la Batalla del Castillo de Chapultepec; en la que fueron participes los Niños Héroes y la Revolución Mexicana, es por tal motivo que en dicho mes se visten los lugares públicos y algunos privados de colores patrios con adornos tricolores (verde, blanco y rojo). Esto se vive así en casi todo el país, algo característico de estas fechas es que en la mayoría de las escuelas principalmente en los niveles básicos (Preescolar, Primaria y Secundaria) realizan ceremonias, festivales o fiestas para celebrar aquellos acontecimientos que marcaron el rumbo de nuestro país.

Es en estas celebraciones escolares en donde los niños y niñas intervienen de una manera fundamental, ya que participan en las actividades como bailables, declamación de poesía, representaciones teatrales, desfiles, canto, etc. Por ello en esta ocasión me dí a la tarea de asistir a la ceremonia de una escuela primaria para ser testigo de como los niños y niñas se involucran en estos actos cívicos.

Al estar presente y observar descubrí que los niños y niñas disfrutan participar y estar en el centro del patio de la escuela haciendo lo que han practicado por días y gozan ser observados por sus compañeros, padres de familia y maestros. Cabe decir que esta es mi óptica aunque afortunadamente con el uso de la tecnología y haciendo uso de ella, en este caso de una cámara digital puedo mostrarles algunas fotografías que hablan por si solas.





Compañerismo alegre






Lo ensayamos






Héroes Nacionales






Espumosas sonrisas






Espuma en movimiento




En esta ceremonia presencié y sentí que los niños y niñas tienen una magia muy peculiar, ya que fue impresionante observar como los adultos nos fascinamos al verlos actuar, pues ellos aunque se "equivoquen" no pierden la ternura, la gracia, ni la espontaneidad que hace de esos minutos en que ellos están al frente se conviertan en alegría del alma y espíritu para nosotros.

Un aspecto más que observé es que los padres de familia disfrutan ver a sus hijos y los admiran; es como descubrirse y revivir momentos de su infancia. Ahora con los celulares que están integrados con cámara los padres pueden hacer uso de este recurso, los vi emocionados por captar el mejor ángulo de sus retoños.

Durante esa hora me convencí más de que los niños y niñas con una mirada pueden transformar mi realidad en un segundo; son como magos, en un abrir y cerrar de ojos logran que en un día gris salga el sol.